INFORMACIONES Y RESERVAS

91 26 91 115

Lun.Vie. 9h/24h Sáb. 11h/20h Dom. 11h/20h

NORMAS SANITARIAS Y DE SEGURIDAD

¿Necesito una vacuna?

Actualmente no existe ninguna condición particular de vacunación. No obstante, se recomienda consultar con su médico o Ministerio de Sanidad por lo menos ocho semanas antes de la salida.

¿Y si estoy embarazada?

Enhorabuena!
Las mujeres embarazadas pueden viajar hasta la 28ª semana del embarazo ( 28 finalizando el crucero, no al principio del mismo ) siempre y cuando estén en posesión de un certificado médico que atestigue la buena forma física para el viaje

¿Puedo viajar si tengo movilidad reducida?

Afirmativo! Los pasajeros con movilidad reducida , así como los usuarios de sillas de ruedas, son bienvenidos a bordo , siempre y cuando viajen con un acompañante para ayudarles en sus desplazamientos. Algunos barcos pueden proporcionar sillas de ruedas standard para el uso personal, siempre y cuando se reserven con la suficiente antelación ya que están muy solicitadas.
Le recordamos también, que si usted desea llevar su propia silla de ruedas, ésta debe cumplir con las medidas estándar, además de poder plegarse. Por otra parte, pueden existir zonas en el barco no accesibles para sillas de ruedas, así como puertos en los que no sea posible desembarcar.

¿Existe asistencia médica a bordo?

La mayoría de los barcos disponen de un Centro Médico con un médico y una enfermera durante las 24 horas del día. Las consultas y los medicamentos serán facturados a parte a los pasajeros.
El Centro Médico no tiene por objeto tratar un estado patológico preexistente, sino que está pensado para atender urgencias o pequeñas eventualidades pasajeras.

¿Y qué hay de la seguridad a bordo?

Todas las navieras deben aplicar las normas de prevención internacionales en materia de prevención de incendios y salvamento. Estas reglas entraron en vigor en Octubre de 1.997 y obligan a las navieras a instalar en sus barcos detectores contra incendio, sistemas de alarmas, etc.
En Marzo del 2001 se adoptaron los nuevos estándares para los chalecos salvavidas, obligando a llevar en el barco un chaleco por cada niño embarcado, uno por cada adulto y además, aumentar el número de chalecos de un 30% a un 50% por adulto.
La prevención comienza por el propio pasajero : una vez en su camarote , localice su chaleco salvavidas y lea las consignas de seguridad así como las instrucciones de urgencia. Asegúrese de que el chaleco está en buen estado y pruébeselo.
Si usted viaja con niños verifique que la talla del chaleco salvavidas es correcta y enséñenles a utilizarlo. Se trata de sensibilizarles como si de un juego se tratara.
Asimismo, si usted padece una enfermedad, comuníqueselo a la tripulación , para que en caso de urgencia puedan asistirle o rescatarle de su cabina con prioridad. A las 24 horas siguientes al embarque, se les invitará a participar a una reunión de información acerca de las medidas de seguridad a bordo. Si tienen dudas o preguntas, no duden en manifestarlas, ya que es entonces cuando les enseñarán a utilizar el chaleco salvavidas y el resto de medidas. Sólo unos minutos de atención pueden ser útiles para salvar vidas, todo ello sin dramatizar!